Desarrollo de la condición física

Desarrollo de la condición física

¿Alguna vez has observado un edificio en construcción durante varias semanas? Si es así, sabrás que hay un orden bien definido para las múltiples tareas correspondientes a la construcción del mismo.

En el campo del entrenamiento, ocurre lo mismo. Comenzamos con el establecimiento de unos “cimientos” de las capacidades físicas más básicas y luego, se progresa desarrollando cuidadosamente los aspectos más pequeños y refinados de la condición física específicos de cada modalidad deportiva.

Pulse

Piensa que establecer una base sólida lleva años de entrenamiento, pero si se hace correctamente, esa condición física será fácil de mantener. Muy a menudo, los deportistas principiantes prefieren acelerar o “saltarse” la fase de “cimentación del entrenamiento”. Hasta los deportistas más experimentados se sienten “tentados” a hacerlo para realizar entrenamientos intensos que les aporten un buen estado de forma prematuro. Pero, aligerar el periodo de desarrollo probablemente signifique que el producto final será de baja calidad o lo que es lo mismo: el deportista nunca alcanzará su potencial real en competición. Una temporada de entrenamiento debe incluir todas las fases de desarrollo en los momentos adecuados para alcanzar un alto nivel de condición física cuando sea necesario (competición)

Capacidades básicas de entrenamiento:

¿Y si contamos con un nuevo grupo en el que se exige un continuo desarrollo/ perfeccionamiento de múltiples cualidades?

El entrenamiento funcional de élite: “The sport of fitness”

De cara al rendimiento máximo durante la competición en este tipo de modalidad, debido a su reciente aparición, a día de hoy contamos con escasa evidencia científica demostrada sobre los métodos más adecuados para su desarrollo. Encontramos un campo en pleno “desarrollo”.

Además, encontramos una mayor incertidumbre respecto al resto de modalidades; no existen pruebas estandarizadas que aparecerán en las competiciones: “debes estar preparado para afrontar cualquier tipo de reto o prueba con el mayor rendimiento posible”.

Pulse

Pulse

En nuestro deporte nos enfrentamos a multitud de pruebas que requieren todo tipo de capacidades. Bajo nuestro punto de vista, las capacidades necesarias para alcanzar el éxito en competición, destacan por desarrollar de forma paralela, altos niveles de rendimiento de:

  • Fuerza: los mejores atletas del mundo, destacan por sus altos valores de fuerza tanto en valores absolutos como relativos, en elementos de “fuerza básica”, movimientos olímpicos y fuerza aplicada a las habilidades gimnásticas, acompañados del resto de cualidades y manifestaciones de la fuerza en sí
  • Resistencia: Acondicionamiento metabólico: es lo que entendemos por capacidad de trabajo aplicada a nuestro deporte: Tener los valores elevados de capacidad y resistencia muscular y cardiorrespiratoria con el fin de afrontar exitosamente cualquier tipo de tarea, sin importar si realizamos levantamientos ligeros o pesados; largos, corta o media duración, así como su intensidad.
  • Velocidad: Capacidad de recorrer un espacio o realizar un movimiento simple en el menor tiempo posible
  • Dominio técnico: se trata de un aspecto condicionante en nuestra modalidad. Podemos hacer distinción entre un buen atleta y un atleta excelente simplemente haciendo distinción entre atletas con los mismos valores de fuerza, resistencia y capacidad de trabajo pero con diferente capacidad de control y ejecución de movimientos con la mayor eficacia y eficiencia posible. La técnica es una función del sistema nervioso. No tiene nada que ver con lo fuerte que seas o tu capacidad aeróbica
  • ADM (amplitud de movimiento): y estabilidad articular:

Una adecuada flexibilidad supone una herramienta natural preventiva ante lesiones deportivas. Como regla general, con relación a flexibilidad y la posibilidad de lesión, podemos decir que disponer de un ROM adecuado para cada grupo muscular es el mejor protector. Poseer un ADM adecuado te permitirá, levantar más pesado, una mejor ejecución técnica y menor riesgo de lesión.

Estas capacidades básicas son esenciales para el rendimiento óptimo en nuestra modalidad deportiva. El deportista experimentado debe trabajar para desarrollar dichas capacidades antes de proseguir con los aspectos más avanzados de la condición física en competición. De hecho, en los 2-3 primeros años de la trayectoria de un atleta, el entrenamiento debe consistir principalmente en establecer y desarrollar dichas capacidades, de forma simultánea (y poco más). Todas y cada una de ellas son necesarias para crear esos cimientos de los que hablamos.

 

PulseEn la siguiente figura mostramos cómo se sitúan dichas capacidades denominadas “cimientos” y su relación con aquellas capacidades avanzadas. Cada capacidad avanzada resulta del desarrollo de las capacidades básicas de cada extremo, pero se mejoran con entrenamiento específico conforme las fases del entrenamiento progresan.

Pulse

*Magnitud y orientación de la carga en sujetos iniciados y avanzados

Limitadores y competición:

Las capacidades básicas pueden identificarse fácilmente como elementos “limitadores” en un atleta. Sin embargo, las capacidades avanzadas son de algún modo más difíciles de reconocer. Pero como las capacidades avanzadas se basan en la combinación de las capacidades básicas, una debilidad en esta inevitablemente provocará una debilidad en las anteriores.

Y no solo esto, además, debido a las características de nuestra modalidad deportiva, el tipo de “pruebas” a las que nos enfrentemos en competición determinará qué puntos fuertes son más necesarios en mayor o menor medida. En multitud de ocasiones, para alcanzar el éxito en esencial hacer coincidir los puntos fuertes del atleta con las demandas de la competición.

El programa:

-Objetivos:

Fase de base:

  • Elevación potencial técnico y motor
  • Acumular las capacidades técnicas y motoras básicas para la preparación específica
  • Ampliar el repertorio de elementos técnicos,etc…

Fase específica

  • Transformación del potencial de las capacidades motoras y técnicas en la preparación específica
  • Transferir las capacidades motoras más generalizadas en formas específicas según las demandas técnicas y tácticas
  • Enfatizar la tolerancia a la fatiga y la estabilidad de la técnica

Fase competitiva

  • Logro de los mejores resultados dentro del margen disponible
  • Utilizar de la forma más completa posible las capacidades motoras y técnicas dentro de la actividad competitiva específica.
  • Obtener la mejor disposición para la competición.

Contenidos:

  • Fase de base: entrenamiento con volúmenes elevados e intensidad moderada para capacidades de fuerza y resistencia aeróbica; preparación técnica y táctica básica, corrección de errores.
  • Fase específica: entrenamiento con volumen óptimo e intensidad aumentada para capacidades de resistencia, fuerza, velocidad específica ejercicios concentrados de fuerza dentro de la estructura de la técnica básica.
  • Fase competitiva: modelamiento de la actividad competitiva, ejercicios competitivos (RP), empleo óptimo de ejercicios con intensidad máxima. Entrenamiento en estado de buen descanso, competiciones.

Una vez descrita toda esta estructuración teórica, a pesar de que por supuesto debemos o pensamos que la mejor opción sería ceñirnos a esto, también contamos con otra realidad y esta es que “no hay secretos” para el éxito deportivo, a pesar de lo que puedas haber oído.

Aunque muchos deportistas y entrenadores crean que han descubierto “la panacea” de entrenar, no hay nada nuevo bajo el sol (obviamente debemos mantenernos actualizados y en constante evolución). Si estudias a los mejores deportistas en nuestro sector, descubrirás una verdad inevitable: no hay dos que entrenen del mismo modo.

Desgraciadamente, no hay secretos cuando a entrenamiento se refiere. Sin embargo, siempre ha habido y habrá una serie de pilares básicos para lograr el mayor rendimiento:

  1. Objetivo: saber exactamente cuál es tu meta
  2. Pasión: deseo crucial de lograr tu objetivo
  3. Programación: determinar minuciosamente cómo se alcanzará dicho objetivo
  4. Perseverancia: trabajar duro y no dejar que nada se interponga en tu camino

#Pulseteam  #Doitpulse

Recommended Posts

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *